Temporada de patos es un prédica de Dante Gebel en donde explica que nuestra vida está compuesta por temporadas y cuando no sabemos vivir en cada una de estas temporadas es cuando empezamos a sufrir en diversas áreas de nuestras vidas.

Cuando recordamos lo que ha sido de nuestra vida hasta ahora seguramente también recordarás que hubieron temporadas en donde cambiaste tu mentalidad y tu forma de actuar.

Probablemente tuviste muchos cambios de mentalidad y de gustos que te llevaron a tener cambios en tu vida que sobresalen como temporadas definidas.

Es por eso que consideramos que nuestra vida se divide en muchas temporadas.

Temporada de patos

1 Hay una temporada para todo, un tiempo para cada actividad bajo el cielo. 2 Un tiempo para nacer y un tiempo para morir. Un tiempo para sembrar y un tiempo para cosechar. 3 Un tiempo para matar y un tiempo para sanar. Un tiempo para derribar y un tiempo para construir. 4 Un tiempo para llorar y un tiempo para reír. Un tiempo para entristecerse y un tiempo para bailar. 5 Un tiempo para esparcir piedras y un tiempo para juntar piedras. Un tiempo para abrazarse y un tiempo para apartarse. 6 Un tiempo para buscar y un tiempo para dejar de buscar. Un tiempo para guardar y un tiempo para botar. 7 Un tiempo para rasgar y un tiempo para remendar. Un tiempo para callar y un tiempo para hablar. 8 Un tiempo para amar y un tiempo para odiar. Un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz.

Eclesiastés 3.1-8 NTV

En resumen podemos concretar que Salomón nos está confirmando que toda nuestra vida se divide en diferentes temporadas con diferentes propósitos. Algunas son temporadas muy cortas mientras que otras son más largas.

En las que menciona el rey Salomón, aparecen 28 temporadas distintas de las cuales muchas tú ya has pasado o estás viviendo en este momento, y debes aprender a vivir en cada una de esas temporadas.

Se supone que las personas de edad son más sabias pues han pasado por muchas más temporadas que los más jóvenes y suponemos que han aprendido a vivir en cada temporada. Lamentablemente esto no siempre es así pues muchas personas son necias y no aprenden de sus temporadas, por eso hoy en día es posible encontrar jóvenes que son más sabios que los ancianos.

También está el caso en donde hay personas que no quieren dejar temporadas pasadas y siguen viviendo en el pasado. Es importante el arrepentimiento que es un cambio de mente y de dirección, lo cual incluye el poder dejar las temporadas pasadas para enfocarse en las nuevas.

15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

Marcos 1.15 RVR60

Con Jesús en nuestras vidas se marca una nueva temporada que inicia con el arrepentimiento para creer en el evangelio pues es necesario dejar atrás la temporada vieja para entrar en la nueva.

 

Existe un ejemplo en las escrituras de alguien que no quiso dejar por completo su temporada anterior y por eso terminó afectando la nueva temporada en la que entró. Ese ejemplo es el de Abraham.

Dios le dijo a Abraham que tenía que dejar a todos sus parientes (familiares fuera del núcleo familiar) y que debía ir a otra tierra, sin embargo, Abraham se llevó a su sobrino Lot. En otras palabras, Abraham obedeció a medias lo cual es lo mismo a desobedecer.

Espero quede claro el error de intentar obedecer a medias, pues es como vivir físicamente en una nueva temporada pero espiritualmente mantenerse en una temporada anterior.

 

No vivas con el pasado encima.

Cada temporada tiene su beneficio a la misma vez que sus problemas. Para poder ser feliz en cada temporada debes aprender a vivir en esa temporada lo cual es algo que puedes relacionar también con las temporadas financieras pues cada temporada de nuestra vida también tiene aspectos financieros diferentes. Obviamente no se limita sólo a las finanzas pero como es uno de los problemas más comunes es importante entender que debemos aprender a vivir con el presupuesto de cada temporada.

En esta publicación hablo a mayor profundidad lo que son las temporadas financieras: [Fuera de Control].

En resumen, quiero que medites en dos cosas. La primera es que aprendas a vivir en cada temporada. La segunda es que aprendas a dejar las temporadas viejas para entrar en las nuevas.

Como dije antes, la vida con Cristo divide nuestra vida en nuevas temporadas que llevan una promesa muy hermosa y es que ahora Cristo nos acompañará en cada una de estas nuevas temporadas. Por lo tanto, si aún no lo has hecho, te recomiendo hacer esta [Oración de Fe] para que Jesús haga parte en las temporadas de tu vida.

Si este mensaje fue de bendición para tu vida, suscríbete al [boletín de noticias] y así recibidas nuevo contenido que te preparará para las nuevas temporadas que están por venir.

Finalmente, no olvides Cuidar tu Salud y de Suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación. Tschüss!

Escribe un comentario