Pedro habla de resistir al enemigo, pero cómo hacerlo si no podemos ver a el diablo en 3D dentro de nuestra propia historia.

Este es el segundo mensaje de la serie «triggered» en donde estamos aprendiendo a combatir la ansiedad. Y en este punto, Steven Furtick nos ayuda a profundizar las palabras de Pedro.


Por cierto, aquí te dejo el video resumen del mensaje principal que vamos a hablar aquí:

El diablo en 3D

El diablo en 3D

8 Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. 9 Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos.

1 Pedro 5.8-9 NVI

En el versículo 9, Pedro nos invita a resistir al enemigo pero el problema con esto es que no podemos resistir algo que no podemos reconocer. Por eso, intentemos reconocerlo usando como ejemplo la vida de Moisés.

1 Toda la comunidad israelita llegó al desierto de Zin el mes primero, y acampó en Cades. Fue allí donde Miriam murió y fue sepultada.
2 Como hubo una gran escasez de agua, los israelitas se amotinaron contra Moisés y Aarón, 3 y le reclamaron a Moisés: «¡Ojalá el Señor nos hubiera dejado morir junto con nuestros hermanos! 4 ¿No somos acaso la asamblea del Señor? ¿Para qué nos trajiste a este desierto, a morir con nuestro ganado? 5 ¿Para qué nos sacaste de Egipto y nos metiste en este horrible lugar? Aquí no hay semillas, ni higueras, ni viñas, ni granados, ¡y ni siquiera hay agua!» 6 Moisés y Aarón se apartaron de la asamblea y fueron a la entrada de la Tienda de reunión, donde se postraron rostro en tierra. Entonces la gloria del Señor se manifestó ante ellos, 7 y el Señor le dijo a Moisés: 8 «Toma la vara y reúne a la asamblea. En presencia de esta, tú y tu hermano le ordenarán a la roca que dé agua. Así harán que de ella brote agua, y darán de beber a la asamblea y a su ganado». 9 Tal como el Señor se lo había ordenado, Moisés tomó la vara que estaba ante el Señor. 10 Luego Moisés y Aarón reunieron a la asamblea frente a la roca, y Moisés dijo: «¡Escuchen, rebeldes! ¿Acaso tenemos que sacarles agua de esta roca?» 11 Dicho esto, levantó la mano y dos veces golpeó la roca con la vara, ¡y brotó agua en abundancia, de la cual bebieron la asamblea y su ganado!
12 El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Por no haber confiado en mí, ni haber reconocido mi santidad en presencia de los israelitas, no serán ustedes los que lleven a esta comunidad a la tierra que les he dado».

Números 20.1-12 NVI

En el versículo 11, Moisés decide hacer algo que Dios no le dijo que hiciera. Hablo de golpear la roca con su vara.

Por más que eso haya funcionado no significa que fuese lo más sabio. Y eso aplica para muchas de las cosas que nosotros hacemos.

Parece que funciona de forma superficial pero al final del día descubrimos que tuvo un costo significativo, tal y como le sucedió a Moisés en el versículo 12.

La idea principal que debemos captar de esta historia es sobre la decepción. Como la decepción que tenían los Israelitas al no tener las condiciones para poder vivir, es por eso que empezaron a actuar de una forma que normalmente no lo harían.

Es más, todos reaccionaríamos de una forma similar pues cuando hemos sido decepcionados según nuestras expectativas, estamos más inclinados a hacer algo que normalmente no haríamos.

En el caso de los Israelitas empezaron a culpar a otros y a decir cosas como «¡Ojalá el Señor nos hubiera dejado morir junto con nuestros hermanos!». Puede ser algo razonable considerando su situación, sin embargo, no es una cosa que sirva de nada. En lugar de eso, estaba empeorando la situación.

Ten mucho cuidado de decir cosas que no son de utilidad. Morir nunca ha sido ni será una solución para nada.

En el versículo 5, los Israelitas empezaron a hablar de semillas, higueras, viñas y granados que había en Egipto. Tal era su decepción que empezaron a valorar su pasado olvidando que en Egipto eran asesinados sin piedad, eran esclavos, sufrían y clamaban por ayuda. Empezaron a recordar un pasado lleno de beneficios que no era real.

Es tentador regresar al pasado por medio de nuestra mente, pero la cuestión es que sigue siendo tan imaginario como lo es nuestro futuro.

La frustración opera cuando nuestras experiencias son distintas a nuestras expectativas. Sabiendo esto, una de las cosas que puedes hacer para tener paz en tu mente es crucificar tus expectativas con respecto a otras personas.

Supongo que también te ha pasado que solemos establecer expectativas para cada persona que conocemos, pero cuando experimentamos la realidad es cuando nos llenamos de frustración y eso no es saludable para nosotros.

Regresando a la historia, podemos ver a un Moisés que está molesto principalmente porque Dios no se molestó por la actitud de los Israelitas. Es decir, Moisés esperaba que Dios también se molestara con lo que el pueblo de Israel estaba diciendo.

Esa expectativa de Dios es lo que frustró a Moisés y la razón por la cual hizo algo que Dios no le dijo que hiciera.

Una pregunta interesante que nos debemos hacer es «¿por qué Dios le dijo a Moisés que tomara la vara si no quería que Moisés la usara?», la respuesta es más interesante que la pregunta. ¿Recuerdas lo primero que le dijo Moisés a Dios cuando Él lo llamo a liberar a su pueblo?, lo que dijo fue: «no soy bueno para hablar» (Éxodo 4.10).

Parece curioso que después de 40 años liderando al pueblo de Israel, Dios le pide que hable pero esta vez a una roca. Uno esperaría que Moisés ya ha perdido su baja autoestima con respecto a hablar, sin embargo, parece que Moisés sigue cargando con la idea de que él no es un buen líder para el pueblo de Dios.

Por eso, en el versículo 12, cuando Dios dice que Moisés ni Aarón podrán liderar al pueblo de Dios, no es un castigo. En realidad, los está protegiendo porque la nueva etapa que está por comenzar requiere de un liderazgo distinto. Ya no necesitan a un líder que dependa de una vara sino que dependa directamente de Dios.

En otras palabras, lo que Dios le pidió a Moisés en el versículo 8 es que sostenga la vara con suficiente fe para no tener que usarla. Lamentablemente, Moisés dejó crecer su frustración y decepción hasta tal punto que destruyó su potencial.

4 y tomaron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los acompañaba, y la roca era Cristo.

1 Corintios 10.4 NVI

La historia que empezamos leyendo sobre Moisés, en realidad, no era de Moisés. Tampoco se trata de ti o de mi, porque entre nosotros nos podemos decepcionar. Se trata de la roca que es Jesús.

En el versículo 2 de Números encontramos que los Israelitas se amotinaron contra Moisés y contra Aarón, pero la verdad es que se habían amotinado contra Dios:

13 A estas aguas se les conoce como la fuente de Meribá, porque fue allí donde los israelitas le hicieron reclamaciones al Señor, y donde él manifestó su santidad.

Números 20.13 NVI

Si Moisés no se lo hubiera tomado personal quizás la historia sería otra. Este es el mensaje para nosotros. No tomes las cosas de forma personal porque de lo contrario llegará un día en donde explotarán tus emociones y harás algo que lamentarás.

Ahora todo tiene sentido, por eso Pedro nos recomienda resistir al diablo y ¿cómo lo hacemos? Pues «manteniéndonos firmes en la fe» sabiendo que «en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos».

La parte de mantenernos firmes en la fe lo confirma David con Salmos al decir:

¡Él convirtió la roca en un estanque, el pedernal en manantiales de agua!

Salmos 114.8 NVI

A pesar del error de Moisés, Dios dejó que fluyera agua de la roca, lo cual significa que Dios puede convertir nuestros errores en los lugares en donde desarrollará los mayores milagros.

Háblale a tu debilidad que en el caso de Moisés fue la roca que proveería el milagro. Recuerda que cuando Moisés dijo «yo no soy», Dios le dijo «yo soy».

¿Confías en Dios lo suficiente?


Este ha sido un gran mensaje que mientras lo estudiaba me ha abierto muchas interpretaciones como el hecho de que el diablo usa nuestras frustraciones y decepciones para poder destruir nuestro potencial.

Si quieres seguir hablando sobre este mensaje entonces escríbeme [haciendo click aquí] o por medio de redes sociales como @lenusme.

Este mensaje ha sido patrocinado por Ulysses que es una excelente aplicación de escritura. Es la que usé para escribir este mensaje y te recomiendo probarla. [Haz click aquí] para descargarla en tu iPhone o iPad y [haz click aquí] para descargarla en tu Mac.

Finalmente, no olvides cuidar tu salud y de suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación.

Tschüss.


Audio


Fuente

  • The devil in 3D | Triggered | Steven Furtick | 2018.08.20 | [Link]
El diablo en 3D

Escribe un comentario