¿Por qué me enojé? Este un mensaje sobre cómo librarte del orgullo para alcanzar tus metas y dejar que Dios obre a través de ti.

Esta es la cuarta prédica de esta serie llamada Triggered en donde vamos a recuperar nuestras vidas en medio de esta era de ansiedad.

En esta ocasión vamos a usar la historia de Naamán para detener nuestro orgullo ya que el orgullo suele ser el principal obstáculo para alcanzar nuestras bendiciones.

Por cierto, esta historia también habla de uno de los procedimientos más útiles en la Medicina Natural. Si quieres conocer más sobre estos tratamientos naturales entonces [haz click aquí].

¿Por qué me enojé?

1 Naamán, jefe del ejército del rey de Siria, era un hombre de mucho prestigio y gozaba del favor de su rey porque, por medio de él, el Señor le había dado victorias a su país. Era un soldado valiente, pero estaba enfermo de lepra.

2 Reyes 5.1 NVI

Tuve que investigar un poco más para poder entender el contexto de esta historia en donde, al parecer, la lepra era muy común para la nación de Siria y aunque tuvieras lepra podías permanecer con la sociedad.

Aunque no era una lepra mortal, si era un problema para Naamán. Es algo que podemos imaginar porque a nadie le gusta enfermarse ni tampoco escoge seguir enfermo.

Otra cosa que podemos aprender de ese primer verso es sobre la descripción que hacen de Naamán. Dicen que él es genial PERO tiene lepra

Todos nosotros tenemos nuestros propios PEROS. Por ejemplo, tú eres bueno con otras personas PERO terrible contigo mismo.

En esta historia veremos a Naamán en tres estados distintos.

1. Exposición

2 En cierta ocasión los sirios, que habían salido a merodear, capturaron a una muchacha israelita y la hicieron criada de la esposa de Naamán. 3 Un día la muchacha le dijo a su ama: «Ojalá el amo fuera a ver al profeta que hay en Samaria, porque él lo sanaría de su lepra».

2 Reyes 5.2-3 NVI

Se me olvidó explicar que cuando en el versículo 1 dice que Dios usó a Naamán está refiriendo a las batallas que ganaron en contra de Israel porque Dios así lo permitió. Así es como Naamán pudo liberar a su pueblo.

Para este tiempo no había guerra pero tampoco había paz. Era una situación confusa y tensa. Es importante entender esto para poder comprender lo que sucederá en los próximos versículos.

Ahora, ya sabes por qué capturaron a la muchacha israelita.

Parece una situación muy rara porque es esta misma muchacha la que está aconsejando a aquellos que la capturaron y que la pusieron como criada, pero con esto está mostrando su carácter.

Vamos a aprender que no somos bendecidos por medio de la palabra de Dios que escuchamos o por medio de la palabra de Dios que entendemos, somos bendecidos por medio de la palabra de Dios que obedecemos y aplicamos.

4 Naamán fue a contarle al rey lo que la muchacha israelita había dicho.

2 Reyes 5.4 NVI

En definitiva Naamán es un gran hombre, pues va a hablar con su rey sobre lo que la criada de su esposa le dijo que debería de hacer.

¿Puedes imaginarte lo que eso significa? Esa muchacha le dijo que vaya a la nación enemiga (Israel) en busca de un milagro. Para mí eso es una locura que requiere de valentía.

¿Estás dispuesto a obedecer a Dios incluso si te habla por medio de alguien que parece ser menos que tú? Para Naamán fue aquella sirvienta. Estoy seguro de que muchos de nosotros no lo haríamos.

2. Experiencia

Llegarán situaciones que expondrán aquellas cosas que preferirías ocultar, pero lo que hagas a continuación determinará si logra resolverse o no.

4 Naamán fue a contarle al rey lo que la muchacha israelita había dicho. 5 El rey de Siria le respondió:—Bien, puedes ir; yo le mandaré una carta al rey de Israel. Y así Naamán se fue, llevando treinta mil monedas de plata, seis mil monedas de oro y diez mudas de ropa. 6 La carta que le llevó al rey de Israel decía: «Cuando te llegue esta carta, verás que el portador es Naamán, uno de mis oficiales. Te lo envío para que lo sanes de su lepra».

2 Reyes 5.5-6 NVI

Esta cadena de comunicación se corrompió porque ese nunca fue el mensaje original. La muchacha nunca dijo que el rey de Israel sanaría a Naamán. Ella dijo que un profeta lo haría.

Algunas veces acudimos a las personas equivocadas porque tenemos nuestras propias ideas de cómo debemos ser ayudados.

El rey recibió la carta con Naamán que llegaba con todas las riquezas acumuladas que él creía que eran necesarias para poder ser sano, pero…

7 Al leer la carta, el rey de Israel se rasgó las vestiduras y exclamó: «¿Y acaso soy Dios, capaz de dar vida o muerte, para que ese tipo me pida sanar a un leproso? ¡Fíjense bien que me está buscando pleito!»

2 Reyes 5.7 NVI

¿Alguna vez has sentido que la vida te trae algo que supera tu capacidad?

Así es como se siente el rey de Israel cuando recibe esa carta. Y recuerda que la situación política entre ambas naciones es muy tensa.

Permitimos que nuestras experiencias pasadas contaminen nuestra perspectiva sobre el presente. Digo esto porque los fracasos del rey de Israel hicieron que se olvidara que es un siervo del Dios que lo puede hacer todo.

Seguro, él no tiene el poder para sanar a Naamán, pero si conoce a aquel que lo puede hacer.

La respuesta del rey estuvo fuera de lugar y es que algunas veces nuestro nivel de ofensa no cuadra con nuestro nivel de escándalo.

No solo vivimos en la era de la ansiedad sino también en la era del escándalo.

3. Expectativa

El mismo evento que incitó al rey y que lo hizo entrar en estado de miedo, hizo que Eliseo entrara en estado de fe.

8 Cuando Eliseo, hombre de Dios, se enteró de que el rey de Israel se había rasgado las vestiduras, le envió este mensaje: «¿Por qué está Su Majestad tan molesto? ¡Mándeme usted a ese hombre, para que sepa que hay profeta en Israel!» 9 Así que Naamán, con sus caballos y sus carros, fue a la casa de Eliseo y se detuvo ante la puerta. 10 Entonces Eliseo envió un mensajero a que le dijera: «Ve y zambúllete siete veces en el río Jordán; así tu piel sanará, y quedarás limpio». 11 Naamán se enfureció y se fue, quejándose: «¡Yo creí que el profeta saldría a recibirme personalmente para invocar el nombre del Señor su Dios, y que con un movimiento de la mano me sanaría de la lepra!

2 Reyes 5.8-11 NVI

Cuando tu corazón está lleno de orgullo es cuando empiezas a escribir tus propias prescripciones. Escribes las formas en que Dios debería de ayudarte.

Naamán tenía todo planeado, pero claramente no conocía aquel versículo que dice «mis caminos no son tus caminos», porque el Señor tiene mejores planes para ti.

12 ¿Acaso los ríos de Damasco, el Abaná y el Farfar, no son mejores que toda el agua de Israel? ¿Acaso no podría zambullirme en ellos y quedar limpio?» Furioso, dio media vuelta y se marchó. 13 Entonces sus criados se le acercaron para aconsejarle: «Señor, si el profeta le hubiera mandado hacer algo complicado, ¿usted no le habría hecho caso? ¡Con más razón si lo único que le dice a usted es que se zambulla, y así quedará limpio!» 14 Así que Naamán bajó al Jordán y se sumergió siete veces, según se lo había ordenado el hombre de Dios. ¡Y su piel se volvió como la de un niño, y quedó limpio!

2 Reyes 5.12-14 NVI

Esa es la historia de Naamán que todos conocemos pero el mensaje principal que quiero dejarte es que la ayuda proviene del Señor.

No dejes que la exposición de tu enfermedad, tus malas experiencias o tus expectativas, te aparten de la sanidad que proviene del Señor.


Espero que este mensaje sea de bendición para ti y si aún no lo has hecho te recomiendo que hagas [esta confesión].

Esta publicación ha sido posible gracias a Ulysses que es la aplicación que usé para escribir esto. Tú también la puedes descargar para tu iPhone o iPad [haciendo click aquí] o para tu Mac [haciendo click aquí].

Por cierto, estaré publicando más en Instagram como [@lenusme] desde videos cortos hasta ilustraciones que hablan sobre estos temas.

Si quieres hablar conmigo, voy a estar respondiendo por medio de este chat: [lenus.me/chat].

Eso es todo por ahora, así que no olvides cuidar tu salud y de suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación.

Tschüss!


Fuente

  • Why I went off | Steven Furtick | Triggered | [Link]
Why I went off

Escribe un comentario