Vamos a revertir nuestra angustia porque es mejor cuando vivimos en paz y también porque la angustia no nos hace ningún bien.

Esta es la segunda enseñanza de la serie [gamechanger] y te recomiendo ver todas las enseñanzas para poder tener una mejor perspectiva de todo el mensaje central.

Vamos a leer una enseñanza de Jesús en donde nos invita a dejar de preocuparnos.

No sé si también te pasa pero en mi caso suelo molestarme mucho cuando alguien me dice que no me debo de preocupar porque es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Las personas suelen dar consejos muy tontos como ese pero con Jesús sucede algo completamente diferente.

Jesús conoce lo que nadie más puede. Él sabe el resultado final de cada situación. Conoce el futuro de la misma forma que conoce el pasado.

Cuando Jesús dice «no te preocupes», está diciendo «he visto lo que sucederá y puedo decir que no tienes nada por lo que preocuparte, todo estará bien».

No me gusta cuando otras personas lo dicen pero con Jesús siento una paz en mi diario vivir.


Podcast EP.014 Revierte tu angustia

Antes de continuar te dejo el podcast para que puedas escuchar la enseñanza en caso de preferirla. También está en [Spotify].


Deja de preocuparte

»Por eso os digo: No os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o beberéis; ni por vuestro cuerpo, cómo os vestiréis. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fijaos en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Quién de vosotros, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? »¿Y por qué os preocupáis por el vestido? Observad cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, os digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? Así que no os preocupéis diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que necesitáis de todo esto. Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Por lo tanto, no os angustiéis por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

Mateo‬ ‭6:25-34‬ ‭NVI

Una cosa que puedes notar cuando te preocupas es que la preocupación funciona en círculos.

Es como si empezaras a dar vueltas y continuaras dando vueltas en el mismo lugar con el mismo problema. Para eso Dios nos dice «deja de dar vueltas y empieza con tu fuente».

Cuando conoces quién es tu Padre que está en los cielos entonces el ciclo de la preocupación puede revertirse.

Una vez empiezas con el ciclo de la preocupación terminas con preocupación. Cuando empiezas con miedo, terminas con miedo. Si empiezas con Dios entonces terminarás con Dios.

En 2 Reyes hay una historia del sirviente de Eliseo en donde él se levanta y nota que su campamento estaba rodeado por el ejército de los Sirios quienes eran sus enemigos. Después de ver esto despierta a Eliseo y le pregunta «¿ahora que vamos a hacer?», apuesto que en muchas ocasiones tú también te has preguntado lo mismo.

Eliseo pudo haber orado pidiéndole a Dios que destruyera al ejército enemigo pero en lugar de eso decide orar diciendo «Señor abre sus ojos para que pueda ver».

De esta forma el sirviente Guiezi fue capaz de ver que había un ejército de ángeles rodeando al ejército enemigo.

Lo que sea que te está rodeando, Dios ya lo ha rodeado.

Revierte tu preocupación

Todos tenemos necesidades pero no podemos empezar nuestros días con necesidades porque de hacerlo así también terminaremos con necesidad. Es mejor empezar nuestro día con Dios que conoce nuestras necesidades y de esta forma terminamos con Dios supliendo dichas necesidades.

Dios es alfa y omega, el principio y el fin, lo primero y lo último.

Si Dios trabaja con este nivel de detalle (como alimentando las aves y vistiendo las flores), ¿no crees que Él también ha determinado tu resultado?

Si Dios cuida de lo menos también cuida de lo más, pero esto se cumple si buscas primeramente el reino de Dios y su justicia.

Probablemente te estés preguntando ¿qué significa todo esto? Lo entiendo, yo también me lo he preguntado, porque cómo es posible hacer cambios en nuestra vida si no somos capaces de entender lo que necesitamos cambiar.

La respuesta no es tan complicada. Se trata de desarrollar las prioridades de Dios porque la única forma de vivir en la paz de Dios es teniendo las prioridades de Dios.

Los problemas que aparecen a lo largo de nuestra vida nos ayudan a estructurar las prioridades en su correcto orden.

Muchas veces lo que consideramos una prioridad en realidad no lo es y le quitamos importancia a cosas que si la deberían de tener.

Para empezar podemos evaluar el valor más importante que es el amor. Empezamos con el amor de Dios y continuamos con el amor de nuestra familia.

Aquello a lo que le dediques más tiempo es lo que consideras una prioridad.

La marca que distingue a la familia de Dios es una paz sobrenatural que se vuelve tan atractiva en nuestro mundo actual que no tienes que predicarle al mundo porque ellos verán dicha paz y desearán conocer al dador de paz, al príncipe de paz.

Si eres un experto preocupándote entonces también tienes el potencial de ser un experto adorando.

La adoración es preocuparte en reversa.

Siendo más claro, algunos ejemplos de adoración es cuando oras, es decir, cuando hablas con Dios. Otro ejemplo es la alabanza en donde por medio de la música honras a Dios. Otro ejemplo es ser bondadoso, generoso, humilde y demás frutos del Espíritu Santo.

Espero que con esos ejemplos quede un poco más claro lo que puedes hacer para revertir la preocupación.


Estoy seguro de que también necesitabas escuchar esto. Estar preocupado o ansioso es el estado más común para la mayoría de nosotros y eso es agotador.

Ahora sabemos que necesitamos cambiar nuestra preocupación por adoración porque ya no estamos solos, Dios nos rodea a nosotros y a nuestras preocupaciones.

Suscríbete para recibir las siguientes publicaciones de la serie, solo tienes que [hacer click aquí]. También estaré publicando ilustraciones y videos cortos en redes sociales como [@lenusme].

Gracias a Ulysses por patrocinar mi contenido. Puedes descargar su aplicación de escritura para que veas lo útil que es. Está disponible para [iOS] y para [MacOs].

Por cierto, he publicado un nuevo libro en español que se llama [Salud Empresarial], es sobre Negocios y Emprendimiento. Altamente recomendado.

Finalmente, no olvides cuidar tu salud y de suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación.

Tschüss!


Fuente de la enseñanza

  • Reverse your worry | Steven Furtick | Gamechanger | [Link]

Escribe un comentario